CBD soluble en agua

El CBD soluble en agua es un producto de CBD que se puede mezclar fácilmente con agua o con otras bebidas, como zumos, limonada, café o té.

El CBD soluble en agua también se conoce como “CBD soluble en agua”.

El CBD soluble en agua tiene algunas ventajas importantes comparado con el aceite de CBD:

  1. Mejor absorción por el cuerpo
  2. Sabor más suave
  3. Más fácil de tomar fuera de casa

Mejor absorción por el cuerpo

Esta es la principal ventaja del CBD soluble en agua. El CBD soluble en agua se absorbe mucho mejor por el cuerpo humano que el aceite de CBD, las cápsulas de CBD, el CBD comestible u otros productos de CBD. Funciona así:

El aceite de CBD es menos eficiente

Para empezar, se ha de considerar que el cuerpo humano está compuesto por agua en más del 60 %. Por eso, el cuerpo absorbe mejor las sustancias que se disuelven bien en agua.

El CBD presentado como aceite de CBD, cápsulas de CBD o comestibles de CBD es una combinación hidrófoba. Hidrófobo quiere decir que esa sustancia no se mezcla bien con agua. Por eso, el cuerpo no absorbe tan bien esas variedades.

El motivo por el que esas variedades de CBD no se mezclan bien con agua es porque se presentan concentradas. Hay gran cantidad de moléculas de CBD concentradas.

Se puede comparar con un caramelo. Hay que chuparlo mucho tiempo hasta que se disuelve en la boca.

A esto se le añade que el disolvente del aceite de CBD (a menudo aceite de semilla de cáñamo) tampoco se mezcla bien con agua. Ya se sabe que el aceite no se mezcla con el agua.

Dada esa combinación de contenido hidrófobo (CBD) y disolvente hidrófobo (aceite vegetal), aproximadamente el 90 % del CBD presente se elimina del cuerpo por la digestión sin llegar a absorberse.

El CBD soluble en agua sí es eficiente

El CBD soluble en agua funciona de otra forma. Durante la producción del CBD soluble en agua se utiliza nanotecnología para separar en partes más pequeñas las concentraciones de CBD hasta un tamaño aproximado de 100 nanómetros por unidad. Esto equivale a 0,0001 milímetros.

Estas unidades más pequeñas se disuelven mucho mejor en agua. Lo puede comparar otra vez con un caramelo. Si se mastica un caramelo en la boca, se disuelve mucho más rápido con la saliva.

Como el CBD soluble en agua se disuelve más fácilmente en el agua, el cuerpo puede absorber esta forma de CBD mucho más fácilmente. El cuerpo elimina mucho menos CBD a través de la digestión.

Dicho de otro modo: el CBD soluble en agua es mucho más eficiente que otros productos de CBD.

Sabor más suave

Muchas personas piensan que el sabor del aceite de CBD es desagradable. El sabor del aceite de CBD les recuerda a algunas personas al olor de la hierba. Además, el aceite de CBD puede ser muy intenso en la garganta.

El CBD soluble en agua se toma mezclado con la bebida preferida. Si se mezcla el CBD soluble en agua con zumo de naranja, no se nota en absoluto su sabor amargo. También se evita la sensación intensa en la garganta.

La facilidad de mezclar el CBD soluble en agua con otra bebida es una experiencia mucho más agradable que tomar gotas de aceite de CBD.

Más fácil fuera de casa

Tomar el aceite de CBD es bastante complicado. Especialmente si está fuera de casa. Hay que imaginarse lo que pasaría si, cuando se están tomando las gotas, el tren cambiase de vía. A saber dónde irían a parar las gotas.

Y eso sin hablar de las curiosas miradas del resto de pasajeros. Y cuando se está conduciendo es totalmente imposible tomar las gotas.

Es más fácil con el CBD soluble en agua. Antes de salir de casa, basta mezclar la dosis adecuada de CBD soluble en agua en una botella de agua o de zumo. Se mezcla bien y listo.

CBD soluble en aguaTomar el CBD soluble en agua

El CBD solo está activo en el cuerpo durante un plazo limitado. Por eso se tiene que tomar el CBD soluble en agua dos veces al día. Para hacer una buena distribución, lo mejor es: una toma por la mañana y otra por la noche.

El CBD soluble en agua se vende en frascos con vaporizador. Como se ha dicho, el CBD soluble en agua se absorbe por el cuerpo mejor que el aceite de CBD. Por eso basta con una rociada por toma.

Se añade una rociada a la bebida preferida. Puede ser agua, zumo de frutas, limonada, leche o lo que más le guste.

Cuando el cuerpo se acostumbra al CBD, se puede incrementar la dosis a 3 o 4 veces al día.

Lo caro sale a cuenta

Un frasco de CBD soluble en agua con la misma cantidad de CBD es más cara que un frasco de aceite de CBD Puur o de aceite de CBD RAW. Esa es la verdad.

Pero como el CBD soluble en agua se absorbe mejor por el cuerpo, se le saca más partido al dinero. Así que, si considera la cantidad de CBD que el cuerpo absorbe, el CBD soluble en agua es en realidad más barato.

¿Tiene futuro el CBD soluble en agua?

La respuesta a esta pregunta es: probablemente sí, pero puede ser que tarde un poco. Lo explicamos más adelante.

El CBD soluble en agua se absorbe tanto mejor el aceite de CBD que por ese motivo ya se debería preferir. Si considera la cantidad absorbida en verdad por el cuerpo, esta es la opción más económica. El sentido común nos dice que tendríamos que escoger el CBD soluble en agua en vez del aceite de CBD.

El verdadero motivo por el que actualmente se vende más aceite de CBD es histórico. El “aceite de CBD” existe desde hace más tiempo que el “CBD soluble en agua”. Y la gente escoge normalmente lo que ya conoce.

Habrá que convencer a alguien que ya es usuario para que pruebe el CBD soluble en agua, pero eso no es fácil. Cuéntele a un aficionado a la Pepsi que la Coca Cola es mejor. No tendrá ningún efecto.

Para los nuevos usuarios de productos con CBD la situación cambia. Si nunca ha utilizado productos con CBD y compara los precios, se dará cuenta de que el precio del frasco de CBD soluble en agua es más alto que el frasco de aceite de CBD con la misma cantidad de CBD. Por eso, el CBD soluble en agua parece más caro, pero en los párrafos anteriores hemos explicado que las apariencias engañan.

En resumen, podemos concluir que el CBD soluble en agua tiene futuro dada su mejor absorción del CBD por el cuerpo. Pero hará falta tiempo para que todos los usuarios de productos de CBD lo comprendan.